Sueño

      sin razón

        en la garganta

          sorda de mi voz.

¿Quién en la otra orilla?

Se que el sol

enfría aún más

el suave aroma de tu ayer

           de tu miel.
Sabor de azar…
      olor de voz…
          temblor sin mar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s