Solsticio

    ¿Hacia dónde dirigir mi vuelo?

    ¿Mi cielo?

    Rasgo mi carne

    y no encuentro unidad.

    Exprimo mi alma

    y sólo ramilletes de sueños,

    sin luz ni sombra,

    ni siquiera una pequeña

    gama de color.

    Y es que el amor

    necesita ojos…

    y hoy nadie me observa

    ¿Nadie?

        El amor sigue dando

          sombra y sonido.
    es mi cuerpo quien se resiste,

    no se desdobla.

    Y el llanto de los peces

    se parece a mis largas horas…

    de encierro.

    Jamás pensé que la soledad

    fuera incierta.

    Solo estoy,

    sin foco ni ballena,

    y grito a Dios

      suplicando infinitud.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s