Soledad

Vuelve a mi la mirada azul

y la inesperada visita

de la sirena mayor,

rie a carcajadas.

Olas de desesperanza

mojan mi angustia

y comienza el ciclo

del agua-sangre

los latidos cada

instante más desalineados

no hay color,

ni vida,

ni encuentro.

Ni siquiera una mediana muerte

en el valle de mi silencio

necesito el descanso

mi piel no puede más.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s