Volcán

¿Cómo lluevo estas ganas de ser pleno?
Cómo convocar al peón y al gusano
al hostal
y al profano cuento
que otro puede hacerlo mejor
o hacer lo mejor
en un grito de verbos lamentos.

¡Que ridículo el hombre
encumbrado en pretextos!

Lo intento mañana, mejor
no hay risa vital, es peor
y origen de falla
es el lugar común del ritmo habitual
de la comodidad.

Silencio.

No despiertes a las sirenas
peor aún a los barcos de velas.

No revuelva tu búsqueda de plenitud
nuestros miembros de plástico
deja que la quietud nos arrope las ganas
las canas y el inocente mal.

No más mirada fatal.

Descuelga esa lista de anhelos
no queremos más paisajes de cielos
el concreto nos viste del animal moderno
sordos frente a tu discurso tierno
ciegos ante el paraiso eterno
locos y borrachos de complicidad.

¿Cómo restituyo amor
en este corazón metal?

Quiero ser ceniza de volcán enfurecido
y cubrirlos todos
renacerlos simples
iguales
perfectos
pero sobre todo darme
en abundante mineral.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s