A veces II

A veces escucho
las ansias de ti
en el grito del hombre.

Ignoran que Tú los persigues de antes.

De a ratos te intuyen
pero restituyen
la muralla de miedos.

La barca se mece
de mar en furia.

Tu voz traería calma
pero enredan el alma
en espinas de rosas.

A veces se agotan
y caen de rodillas
gritan sin saber
que pronuncian tu nombre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s