Dispuestos al sol

Lento es el tiempo del andar de tantos
que vacilan
que no emprenden la lucha por participar de la vida
de su vida, pues.

Y aprestan la balanza de culpas
en ocasión de señalar
dirigir
alejar de sí la elección
la convicción de renuncia al servilismo del trance
de la trajicomedia
de la economía
del ‘status quo’.

Y no hablo de separar mal de bien
eso es simple
digo distinguir lo que es lobo disfrazado de lana
y peor
separar el brillante del oro.

¡Avanzas de a poco bastón!

Discurres la rama y el pistón de un gas
que no es tuyo
se te fue prestado.

La flama que quemas te fue encendida por otro
por otros
por miles.

Quizás ahí vive oculto el secreto.

En la nulidad de posesiones
en la renuncia plena a toda cosa que no es vida tuya.

Vaya, ni eso.

Renunciarse
despojarse
anonadarse.

Y desnudo frente a todo y todos
elegir lo naturalmente propio
eso que no tiene más remedio que ser tú.

Escucho a lo lejos el grito y lamento del tiempo,
de gritos vacíos.

Somos todos un campo de flores
dispuestos al sol.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s