Mil historias

No hay manos entrelazadas hoy
sólo soledad
en este intento de ocasión letal
y todos desdibujan el andar que trajo aquí
mil vidas que yo intento retratar.

Me ves de nuevo desde tu cristal
inquietas mi verdad
en esta angustia de jamás acompañar
nostalgia de paisajes que de noche ya no están
mil destellos que anticipan la ciudad.

Aquél no alimentó su corazón
sólo era pan
y la cerveza para acompañar
prendido va del tiempo y no se si llegará
a puerto que aniquile su ansiedad.

Los niños hoy entraron a correr
no los pude mirar
erizan con sus voces toda piel
ser hijos de la calle los estigma sin querer
y no se merecían más que jugar.

El viento nos devolverá la paz
silencio alrededor
de pie que aquí me bajo yo
será hasta mañana que este encanto traiga, sí
mil historias a mi corazón.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s