Primavera

En los brazos del sueño
escapas del ayer
copia cotidiana

no importa

para ti
es acompasado ritmo de seguridad.

Quizás el tambor que late
trae los gemidos del tiempo
del descubrimiento
del flujo a la luz.

Y en esa cuna
no aprieta el frío

ni el olvido

te arropa el menudo conjunto de memorias
acuarelas de vida y quietud.

Tu paz me abofetea las ojeras.

¿Cómo es que duermes
mientras el mundo estalla

si en las avenidas, parques y hospitales
surgen olas rancias
de hastío y dolor?

Eres promesa – tesoro
abismo – laberinto
boca – llanto

pero no hoy

este día eres semilla reventada
raiz que escala los brazos de tu madre

y abierto al futuro
condenado al amor
no hay más que crecer.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s