No me rindo

De nuevo la visita de la serpiente
pretende devorar mi misión
aniquilar los miembros
que anhelan
que inspiran el sueño
de esta vida atroz

su susurro es el eco de sirenas de ayer
que enmohecieron mis ganas
de ser grito
palabra
acaso intento de dibujar sonrisas
descifrar miradas.

Lo siento,
no funcionará su veneno
me protegen los rostros que acompañan mi camino
los ecos de eternidad de sus historias
el multicolor de sus vidas
cantar de sus versos
el profundo misterio de su esperanza

y aquí estoy,
con el lápiz afilado
mirada atenta
corazón expectante
y el convencimiento pleno
que retratarlos
es tarea apremiante de mi poesía.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s