La llamada

Me despiertas el alma con un soplo de vida

¿Dónde dirijo estas ganas de opacidad?
de desenfreno,
olas caídas en el desconsuelo
de mi mirada triste.

Remedos de humanidad
refugio del calor en las huestes de la paz.

Duermen,
deja que duerman.

Por ahora está bien.

De tiempo abrazarán al otro,
de pronto pedirán auxilio
el yunque caerá pesado en sus espaldas
y gritarán
¡y cómo!

Los desvistes de sus personajes
de la ropa de su adultez.

Como niños en fuga
camino a ti o en sentido opuesto
pero nunca con otro destino.

O somos luz
o somos sombra.

Anuncios

3 comentarios en “La llamada

  1. Querido amigo,

    hace muchísimo que no sé de ti. No hay nada nuevo en el blog y no hay otro tipo de noticias.

    ¿Está todo bien?

    No hay nada seguro, pero tal vez viaje a Buenos Aires. Me gustaría verte.

    Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s