Tarde

Llegué tarde

pero las miradas llenaron la vuelta al reloj

el abrazo, real, presente

y en mi corazón profundo…

mañana te veo.

Anuncios

La llamada

Me despiertas el alma con un soplo de vida

¿Dónde dirijo estas ganas de opacidad?
de desenfreno,
olas caídas en el desconsuelo
de mi mirada triste.

Remedos de humanidad
refugio del calor en las huestes de la paz.

Duermen,
deja que duerman.

Por ahora está bien.

De tiempo abrazarán al otro,
de pronto pedirán auxilio
el yunque caerá pesado en sus espaldas
y gritarán
¡y cómo!

Los desvistes de sus personajes
de la ropa de su adultez.

Como niños en fuga
camino a ti o en sentido opuesto
pero nunca con otro destino.

O somos luz
o somos sombra.

Por ahora

por ahora me bastan este mar de palabras
de ocasiones forzadas
y aliento de sal

por ahora me aprieta al rumor de otros años
de deseos asfixiados
e inaudito temblor

por ahora me sirve esta grieta en el tiempo
el embrujo del viento
que a tu fuente me aprieta

por ahora el instinto me dirige los sueños
otro canto sin dueño
en tus caricias extinto

por ahora en silencio me descubren tus luces
y no caigo de bruces
mas tampoco te tengo

por ahora me rindo a este intento de amarte
y si es punto y aparte
que mejor sea eterno

No me rindo

De nuevo la visita de la serpiente
pretende devorar mi misión
aniquilar los miembros
que anhelan
que inspiran el sueño
de esta vida atroz

su susurro es el eco de sirenas de ayer
que enmohecieron mis ganas
de ser grito
palabra
acaso intento de dibujar sonrisas
descifrar miradas.

Lo siento,
no funcionará su veneno
me protegen los rostros que acompañan mi camino
los ecos de eternidad de sus historias
el multicolor de sus vidas
cantar de sus versos
el profundo misterio de su esperanza

y aquí estoy,
con el lápiz afilado
mirada atenta
corazón expectante
y el convencimiento pleno
que retratarlos
es tarea apremiante de mi poesía.